olas y encinas

Salgo de mi desierto de oleaje ensalitrado 
me pierdo en tu océano de encinas y olivos.

Por el sendero, una anciana sonriente me aborda
quiere mostrarme su casa
me obsequia con la sombra de su patio
me protege de la caló con agua fresca y fotos antiguas

Me transporta a su pasado
mostrándome el doblado de su casa
una buhardilla rebosante de baúles y recuerdos
de objetos que se conservan porsi
por quiénsabe
ajuares nunca usados
baúles venidos de América…

Con ellos debí soñar anoche
y desperté con la maleta de Lezcano,
la que el abuelo se llevó a La Habana
el padre a Venezuela.

Y ahora, en la tarde, Manolo García me pide la maleta de los sueños…
Cosas que pasan.
Anuncios

física y azar



De repente un día
cuando menos lo esperas
todo salta por los aires


Entonces vas y te pones a revisar
analizas
defines las variables
las sopesas
asumes y repartes culpas
(maldito lastre católico)
admites errores
y te haces propósito de aprendizaje
y hasta de enmienda, con la esperanza de que aún quede algo por salvar


Aunque quizás 
lo mejor fuera deleitarse
pasear ingrávido entre el fluir de partículas que deja nuestro big bang particular
confiar en el buen gusto de la física y el azar
seguros de que el nuevo universo no será peor que el dejado atrás


Por si acaso, no vendrá mal seguir remando
rumbo al paisaje soñado
allí donde porras esté
deambulando hacia donde se nos antoje más confortable


Quién sabe