Nosotros, masculino plural


En lugar de tanto homenaje, qué tal si este 8 de marzo comenzamos por no “ayudar en casa” y asumimos plenamente nuestras responsabilidades en las labores domésticas. 

Nosotros, tan duros, podríamos damos la oportunidad, dejar de castrarnos la comunicación de los sentimientos y las emociones.

Ya puestos, por qué no usamos el valor que se nos supone, ese que nos esmeramos en aparentar, para permitirnos salir del laberinto de la competitividad y sus miles formas de medirnos el pene: la cilindrada del coche, la nómina, el cargo, el modelo del móvil, el fútbol, las marcas…

Y si dejamos de etiquetarnos por los genitales para simplemente mirarnos a la cara, persona a persona.

Hace mucho que ellas movieron ficha. Nos toca a nosotros, chicos.

Anuncios