una piedra más

jlhdez, 2009.



Cuando deje de creer que todo el mundo es bueno
hasta que se demuestre lo contrario


Cuando me quede estrecha la piel ajena
y me resista a flotar entre los colores de cualquier paisaje


Cuando el brillo de tus ojos no me haga ni cosquillas
y no sea capaz de reírme de mis errores
de mis flaquezas


Entonces, más valdrá que me deje caer por alguna orilla
para que la marea me zarandee
como una piedra más