defenestrables



Hay idiotas que te cruzas un día y son molestos.
Hay imbéciles que tienes que soportar un año y son un latazo.
Hay quienes te tocan las narices muchos años y son peores.

Pero hay quienes te joden una eternidad, a ésos hay que defenestrarlos.


perdóname, Beltor Brecht