Como boliches

Javier López

Javier López

Como un puñado de boliches corriendo calle abajo

coloridos

brillantes y desordenados.

Los hay que avanzan veloces y solitarios

dan vueltas sobre sí

y se abren paso sin mirar a quienes van a su lado.

Algunos chocan bruscamente y se separan para siempre.

Otros bajan juntos todo el trayecto, aunque a veces tropiecen y suelten chispas.

Unos pocos zigzaguean sin prisas

comparten tramos de recorrido

a ratos con unos

a ratos con otros

hasta que la pendiente los separa

o, en un giro triste,

quizás fraterno,

ven partir la compañía

que sigue de largo

por otras encrucijadas.

Anuncios