El lugar de los hechos


El lugar de los hechos es un lugar indefinido, lejano, del que hablamos siempre en pasado.


Solemos creer que en esos puntos de los mapas ya nadie reside, se pararon los relojes y hasta la vida dejó de pasearse.

En algunos lugares de hechos conflictivos, los vencedores construyen plazas y alzan monumentos, para que no olviden sus victorias. Pero hay hechos que no quedan en ninguna memoria, que no se celebran ni se escriben ni se cuentan, aunque sí tuvieron su momento y lugar.

En cualquier esquina, en el metro cuadrado donde esperamos el transporte público, en la orilla donde tomamos el sol, en el pedazo de mundo donde nos tumbamos a dormir cada noche… en cualquiera de ellos cayó asesinada alguna víctima, alzó su brazo ensangrentado un guerrero, intercambiaron las primeras caricias dos cuerpos ilusionados, algún viandante culminó esa genial idea que cambió el rumbo de su vida, se unieron dos células y no pararon de suceder mitosis y meiosis, en espiral, hasta el infinito…

En cualquier rincón, bajo cualquier piedra se esconde un millón de historias que ya nadie recuerda pero que, estoy seguro, decidieron el curso de la humanidad igual o más que las anécdotas que sí conmemoramos pues, sin esos sucesos callados, nada ni nadie seríamos los mismos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s