Lugares

Habito en un lugar donde no existen los puñales y nadie te da la espalda. De allí salgo cada mañana para pasar el día soñando con el regreso de la noche, con el momento de volver.

Anuncios