Opciones

Durante la caída desde lo alto de un rascacielos, se decía a sí mismo: “Por ahora todo va bien”. Y se divertía jugueteando con las corrientes de aire, disfrutando del paisaje que descubría desde las nuevas perspectivas.

Durante la caída de lo alto de un rascacielos, se aterró tanto pensando en el porrazo que inevitablemente se iba a dar que su corazón, agarrotado, no soportó la tensión. Un infarto lo mató minutos antes de llegar al suelo.

Anuncios