El juego de Amélie


Suena Stan Getz en Radio 3 y pone banda sonora al paseo en coche por la ciudad. La humedad distorsiona el brillo de las luces, ésas que empujan a una Navidad poco apetitosa.

Las imágenes evocan el juego estadístico de Amélie. Cuando se pregunta cuántas personas podrán estar haciendo la misma cosa en ese mismo instante. Disfrutando de un orgasmo, creo recordar.


La decoración de las calles desoladas del final de este noviembre, en cambio, me formula la pregunta de cuántas personas, precisamente ahora, estarán haciendo números para llegar a fin de mes.

Anuncios