claustrofobia

Dicen que los humanos somos seres sociales. Yo nunca lo tuve claro porque, desde que nos juntamos, la liamos.

Siempre hay alguno que quiere mandar y muchos que se escaquean. Los grupos jerarquizan. Estigmatizan. Explotan y perpetúan relaciones desiguales. Siempre alguien vampiriza.

Lo peor es cuando al grupo le da por tomar identidad propia, por convertirse en referente omnipotente del individuo, por sustituir su personalidad individual. Entonces sí que es peligroso. Es cuando se tapan unos a otros, se pelean, gritan, mienten, matan… para defender a los suyos sin saber bien si tienen o no razón.

Los grupos frenan, castran la creatividad, la osadía, el atrevimiento. Establecen el control social y unos parámetros cuadriculados de comportamiento.

Mejor ni hablamos de cuando mi gente se aglutina en torno a un trapo o una frontera.

Ni siquiera estoy con que tres sean multitud. Dos ya lo son.

Me encantan las personas. Los grupos me dan claustrofobia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s