Una de Robin Hood

potaje

Cada semana utilizaba los mismos ingredientes: lentejas, calabaza, zanahoria, habichuelas, papas, agua, ajos, cebolla, un puñado de sal y un chorrito de aceite.
Los vertía en el caldero siempre por el mismo orden, dejándolos cocer el mismo tiempo, a la misma temperatura.
Pero no siempre obtenía el mismo potaje.