mojados

Bajo la tormenta, calados hasta los huesos, apenas se veían. Cuando se encontraron aún llovía, pero el agua ya les mojaba bastante menos.

Anuncios