La casa de Saulo



Mi casa tiene boca, ojos, cola amarilla y dos manos. Muchos gatos corretean por encima de ella.

Yo, Saulo, me columpio en una cuerda.

Cuando llegaron mis padres se sorprendieron.

Por las chimeneas, en vez de volar humo, volaban cometas.

Y ya está.

Fin.

Anuncios